sábado, 28 de noviembre de 2015

Exposiciones de gráfica en Barcelona (12)

El grabado no es la única disciplina artística que usa el multiple como resultado final.  Tanto la escultura como la fotografía son dos disciplinas clásicas que usan las mismas convenciones de edición del grabado, las nomenclaturas de numeración, las pruebas de artista.  Y en la fotografía además el parecido no es solo en cuanto a la convención que enmarca la comercialización, también el aspecto se puede parecer mucho. El fotograbado sería sin duda el término medio justo, donde la fotografía pierde su planitud física y los relieves se añaden a los grises, donde el soporte se auna para conseguir una mayor confusión con el grabado.

La influencia de la fotografia, del aparato fotográfico como herramienta visual, ha pesado más allá de la técnica y de la condición de tecnología para la reproductibilidad técnica que en un principio motiva su función. La fotografía ha influido en el modo de ver, y su uso masivo ha configurado estereotipos iconográficos que han penetrado enormemente en la pintura, hasta el punto de que muchos artistas plásticos no entiendan el valor de la pintura directa, entendida como un enfrentamiento sin filtros con la realidad. En muchas ocasiones el poderoso filtro de la fotografía nos impide ver lo real si no es desde la propia ilustración que de la realidad ha hecho la fotografía, y mucha de la pintura que se hace ahora es Kitsh porque no es consciente de los patrones iconográficos que reproduce acríticamente desde la fotografía.  La misma fotografía, en su inmensa cantidad de usuarios, y en su facilidad extrema, ha dado un nuevo sentido al hecho de ser fotógrafo, poniendo aún más de relieve la dificultad de conseguir una mirada fuera de los estereotipos.  La Postfotografía, como reflexión metalingüistica sobre esta situación, abre sin duda caminos alternativos para sacar partido de esta, digamos, sobreexposición de las imágenes, y usar todo ese exceso visual como materia prima.

Al mismo tiempo es aún posible ver fotografía, ver fotógrafos,  y reflexionar con ellos con respecto a lo que muestran, y en muchos aspectos. Po ello Grabado Líquido propone esta vez un itinerario fotográfico que empezaría en el MACBA viendo la exposición dedicada a Xavier Miserachs, Miserachs Barcelona. Exposición a la que acudí con una cierta alarma, motivada por las diferentes opiniones sobre el montaje.  La importancia que se le ha dado al montaje, en el sentido de que pervierte el formato original y no deja ver las fotos como tales es exagerado, a la vez que la sala contigua a la "instalación" contrapesa la ligereza escenográfica con el rigor del archivo fotográfico; Y  aquellos realmente interesados en los detalles -usuarios que, todo hay que decirlo, escasean siempre en el MACBA se mire como se mire- allí hallarán contento.

Y del gran MACBA a la  galería de arte. En L&B , y hasta el 15 de Enero, se puede ver una exposición del fotógrafo sirio Nassou Zaghlouleh, bajo el título Un jour syrien ordinarie. 22 fotografías de las calles de Damasco en un blanco y negro rotundo, cercano a la abstracción. Una mirada propia alejada de los estereotipos, nos muestra unas calles vacias, medievales, con un sol que acorta los matices.  Y en este punto retomamos el hilo del grabado, y hacemos notar la cercania de estas fotografías a la estampa gráfica tradicional, con unos márgenes generosos en satinado papel de algodón y unas ediciones de 7 ejemplares numerados, donde en general tenemos el ejemplar 1/7.












La visión de esta exposición, que no es la única sobre Siria en estos dias en Barcelona, recordemos la de la Virreina, nos hace pensar en esa desigual relación de este medio con otros anteriores de reproducción técnica de las imágenes. También es inevitable pensar en la penosa situación de Siria, el éxodo de sus habitantes hacia Europa, y el mundo que nos presentan estas imágenes, en el caso de Zaghlouleh, tan aparentemente alejado del drama, tan envuelto en la quietud, tan pleno en su mirada.

 Sin embargo esta exposición debe ser la única exposición de Barcelona en la que las circunstancias han determinado que la proyección del video que tenia que verse junto a las fotografías haya tenido que ser suspendida.  Así pues la crítica, como el arte, estan siempre donde menos se esperan.



No hay comentarios:

Publicar un comentario