domingo, 12 de enero de 2014

Joan Barbarà: Mediterrani

Joan Barbarà expone desde el 22 de Noviembre de 2013 al 23 de febrero de 2014 en el Museu de Montserrat. Recordemos que el maestro nos dejó hace muy poco, y que su fama se debe a su labor como estampador de la obra gráfica de artistas de la talla de Miró, Picasso, Chillida o Tapies.

Pero la actividad de Barbarà no se ceñía a la de estampador y co-creador de la obra gráfica de muchas de estas celebridades con las que colaboró. Si, co-creador, porque muchos de estos artistas sin la ayuda de Barbarà no habrían hecho una obra gráfica tan destacable. Además Barbarà pintó durante toda su vida, y también se dedicó al grabado desde la autoría. De hecho, pienso que no se puede ser un grabador/estampador fuera de lo común si no se desarrolla una mirada propia como artista grabador. Pensando en esto es de lamentar que una época tan Hipermoderna como la nuestra no recupere la costumbre de que el grabador/estampador firme sus trabajos junto al artista con el que colabora.

El Museu de Montserrat ofrece al publico un conjunto de 100 obras donde se puede ver todas estas facetas de Barbarà como creador. Tenemos un Barbarà netamente pintor, un grabador, y un artista que trata de fusionar ambos mundos de manera física, el de la pintura y el grabado, a través del collage.

El Joan Barbarà pintor es un pintor correcto, un paisajista sobre todo , con una mirada bastante impresionista. Para mi solo en alguno de los trabajos netamente pictóricos destaca como pintor, precisamente cuando su paleta se vuelve más sutil, con mas grises, o cuando abandona este post-impresionismo y se vuelve mas expresionista.

El Joan Barbarà grabador  es excelente cuando trabaja en una tinta, en las múltiples variaciones del negro. Su serie sobre Ibiza, sus paisajes de esquema Holandés o sus grandes formatos están llenos de sensibilidad, gran dibujo, precisión e interpretación viva de varias tradiciones de representación del paisaje. No es difícil ver al Rembrandt más costumbrista o una interpretación bastante abstracta de Piranesi en su fascinación por la ruina y por el mundo clásico, el griego en el caso de Barbarà.


El Liceo quemado, aguafuerte de 1x2 metros.

Negre sobre negre

Ampurias 1




 En la serie de paisajes y escenas  de Ibiza -36 pequeños grabados, sobre todo aguafuertes- se puede uno estar mucho tiempo contemplando las luminosas, casi cegadoras, composiciones donde parece resonar de fondo las notas de la música de Zorba el griego.



Ibiza 10


Ibiza 6


Ibiza 3


Y tenemos un tercer Joan Barbarà que decide unir su experiencia en la pintura y el grabado no atendiendo a cuestiones de visión (grabar como si pintara, pintar como si grabara) sino atendiendo a las condiciones materiales de los soportes (papel, tela) para unirlos usando el collage. En esta parte de la exposición, en la que hay menos piezas, hay algunas de las conceptualmente más novedosas dentro de los parámetros estéticos en los que se desarrolla su obra. Sin perder sutileza ni precisión Barbarà consigue composiciones donde el papel se vuelve representación, recurso plástico.

El Museo de Monserrat ha editado un pequeño catálogo de la muestra con algunas de las obras más destacadas, que tiene su versión digital:



 Y ya que la exposición se llama Mediterráneo en honor a la fascinación que Joan Barbarà sintió por el mundo griego, que se reflejó en muchas de sus colaboraciones bibliofílicas,  acabemos con un famoso baile en su honor, baile -recordemos- que se produce tras el mas esplendido de los desastres, tras la ruina total.