sábado, 24 de diciembre de 2011

Otra Posibilidad:La independencia de la matriz

Que la matriz se pueda exponer,que sea la "verdadera obra", o que al exponerla sea considerada más interesante que la estampa es una circunstancia que cíclicamente se plantea en el mundo del grabado. No quiero decir con esto que haya reuniones donde los grabadores hablemos de si hemos de exponer o no las matrices, o si dentro de la gráfica habría que expandir las investigaciones a las matrices como objetos artísticos independientes, sino que entra dentro de lo probable que desde hace años a cualquier practicante de esta disciplina se le ocurra tirar del hilo de la matriz...
Personalmente esto me ha planteado problemas de definición (¿Qué es o donde está "la obra"?), pero también la sensación de que si quisiera trabajar de manera independiente la matriz me habría dedicado a la escultura... Esta postura implica una visión clásica de las disciplinas artísticas como campos separados que ahora no es más, ni menos, que una decisión personal de cada artista. Esto se refleja en todo el sistema del arte, pienso por ejemplo en cómo ha cambiado la enseñanza superior de las Bellas Artes, que ha pasado de tener especialidades separadas (escultura, pintura, grabado, imagen, restauración,etc.) a tener itinerarios personalizados para cada individuo... Y siempre que hay opciones hay un significado en la elección, puede ser estético y/o ético...

Mi rechazo inicial a la independencia de la matriz se ha visto matizado por el propio devenir de mi trabajo. Ahora me parece posible plantear en mi obra la independencia de la matriz, una matriz que podría ser imposible estampar o incluso una matriz-estampa que pudiese seriarse, sintetizando así características de ambos campos (Matriz-estampa). Y aquí se abren varias posibilidades que me gustaría explorar, partiendo siempre de la importancia de la artesanalidad en la factura y de su significado como elección. De la mezcla de ambas cosas pretendo poner algo de relieve, ya veremos con que éxito...
Por ahora, aquí va mi primer intento;no tiene título, pero el tema es El arte como construcción conceptual o del lenguaje. Lo que quiero significar es un espacio flotante donde los conceptos se interrelacionan, surgen o caen en desuso.
Técnicamente se trata de un relieve hecho a partir de lo que sería una matriz Xilográfica,entintado con 5 tintas como si fuese una matriz, pero ya imposible de estampar, y sin la necesidad de invertir la imagen. Las medidas son 115x102x3 CMS.



miércoles, 14 de diciembre de 2011

Comics cómicos

Una de las posibles derivas artesanales del grabado sería la realización de un Cómic. Esto, como lector de comics desde pequeño y grabador en la actualidad, tiene para mi gran interés. A veces, con determinados autores de cómic o humoristas gráficos, me ha parecido que su tratamiento de las sombras se acerca mucho a la concepción de la talla en relieve:


Esta por ejemplo es una viñeta de un comic del Cubri ( http://es.wikipedia.org/wiki/El_Cubri)


He realizado varios intentos en este sentido-hacer un cómic- el primero de ellos junto a Carmen Castellvi Jiménez, artista grabadora. En ese primer intento el cómic se concretó en una única estampa, a manera de Auca, con las aventuras de un súper héroe al que llamamos Súper Artesano man. La técnica: Linografía iluminada. La dinámica fue hacer una viñeta cada uno e ir avanzando así en el argumento. El resultado no fue muy brillante, pero al menos me hizo consciente de los principales problemas a los que tenía que enfrentarme:



La temporalización, maquetación, el tiempo de talla y, lo que encontré más difícil, la inclusión de los textos… Una parte de los textos la grabamos, pero eso nos pareció muy costoso, y la otra, la del interior de los globos, la escribimos a mano, pero el resultado no nos satisfizo.

El segundo intento lo tallé solo, el argumento fue mío, pero también hubo en parte una colaboración con otro artista, esta vez no un grabador, sino un Performer cibernauta, por decirlo así, Yrealidad, del que cogí su iconografía. Linografía iluminada de nuevo, pero además Litografía, transfer y collage para los textos. Estas tres últimas técnicas me abrieron un abanico de posibilidades para combinar con la talla de texto en el Linóleo, aunque no obtuve la soltura que creo tendría que alcanzar entre texto e imagen. El formato 4 estampas de 63 x 90 CMS:




Ahora estoy en el tercer intento de Cómic, en el que continuo con el proceso de hallar un campo intermedio entre mi obra anterior y este formato. El personaje principal es un lobito: “Lobito Malo”, ya veréis por qué, y el argumento gira en torno al mundo del arte. La técnica de dibujo vuelve a ser Linografía. He pensado en ir publicando en el Blog las viñetas a medida que las vaya haciendo, un Work in progress. El formato no está definido, no se si de nuevo serán estampas o bien un conjunto flotante de viñetas, o quizá un “cómic de artista”, eso espero definirlo sobre la marcha. Quizá varios de ellos a un tiempo…

A continuación las primeras viñetas, que, usando un término propio del grabado, hay que considerar como pruebas de estado:







martes, 6 de diciembre de 2011

Originalidad 3

Encontrar indicios del valor conflictivo que se le concede a la originalidad en la obra gráfica no es difícil. En la actual exposición en el museo de grabado de Fuendetodos, cuyo título es precisamente “Obra gráfica original”:

http://sobregrabado.blogspot.com/2011/12/exposicion-de-grabado-y-obra-grafica_4261.html

El texto introductorio de la muestra nos advierte:

“El término Obra gráfica original alude, según los organizadores, a que se trata de "obra de carácter múltiple que utiliza para existir técnicas muy específicas del arte gráfico", y además "no está supeditada ni definida en función de otra obra, sino creada bajo particulares reglas que son propias de este lenguaje artístico".”

Se hace necesario fijar, por su carácter ambiguo, que entendemos por original. Pero por otro lado la gráfica se ha expandido en nuevas técnicas y enfoques, donde establecer fronteras resulta difícil. De ahí la necesidad de las definiciones, la necesidad de discriminar. Como dije, de facto uno puede ir de galerías y encontrarse con tantas variaciones que resulte imposible fijar un campo común para toda la gráfica, salvo comprobar que se suele tratar de series y que éstas están numeradas y firmadas por el artista. Existen casos históricos que han representado puntos de inflexión en la consideración de lo original. Pienso en Andy Warhol (http://es.wikipedia.org/wiki/Andy_Warhol) y en sus inacabables series de Litografías y Serigrafías…






Si atendiésemos al rigor de las definiciones de originalidad planteadas por Lebourg y el sindicato francés de estampadores ¿Podría considerarse la obra de Warhol original? En la Serigrafía o en la Litografía los procesos fotomecánicos son habituales, y en el caso de Warhol es sabido que además él no supervisaba todas las series que firmó… Pero la legitimación de Warhol está ya más allá de las definiciones, está en el valor de Mercado que su firma convoca.
Una de las razones del estrés al que el concepto de originalidad está sometido está en el Mercado del Arte. No es la única razón, pero si la menos comentada. Hacer reproducciones Litográficas, serigráficas o –ahora- digitales, y llamarlas simplemente grabados, Litografías o serigrafías, evita el engorroso problema de que el artista tenga que saber hacer obra gráfica (no olvidemos que tradicionalmente en Europa el grabado ha sido considerado un arte menor y su función ha sido hacer reproducciones, no originales, y que cuando en el siglo XX ha subido de categoría no ha dejado de ser una manera de ofrecer al Mercado del arte obra de artistas a precios más baratos), y evita el caro proceso de una estampación artesanal lenta y costosa… Cuando la Litografía pasó a ser una forma de estampación barata y mecanizada la reproducción litográfica fue vista como una manera de ofrecer “Obra gráfica” a precios baratos en los grandes almacenes. De hecho aún hoy se puede ir a un gran almacén de decoración de interiores y ver “Litografías” de este tipo. Es decir, reproducciones litográficas numeradas y firmadas que pasan como obra gráfica original. Las consecuencias que a la larga estas confusiones interesadas han tenido las he sufrido en mi experiencia personal como artista, ya que una de las dificultades mayores que he encontrado en la Litografía no ha sido hacerla, sino venderla: Los distribuidores a los que se la ofrecía no querían trabajar con ella porque, fijaos, tendrían que estar continuamente explicando a los compradores que se trataba de obra gráfica original, y no de reproducciones…
Las razones económicas dentro de las dinámicas del Arte están muy mal estudiadas. Sospecho que el “Sistema del Arte” no está interesado en este tipo de indagaciones. No me refiero a las cotizaciones de Mercado de los artistas famosos, eso es muy visible gracias a los media, me refiero a cosas como la incidencia sobre los estilos artísticos del exceso de oferta en el mercado del arte (citada en La Invención del Arte de Larry Shinner, Paidos Iberica 2004), o la relación entre El desarrollo del Mercado del Arte en el siglo XX y el desarrollo de movimientos artísticos, ideologías y roles (en esto hay más bibliografía, La palabra pintada, de Tom Wolfe, por ejemplo, aunque no se centre en los aspectos económicos). Me refiero también a estudios de orden académico que relacionasen la ambigüedad líquida que tanto conviene al Mercado del Arte con la abolición continua de fronteras en la Teoría del Arte Contemporáneo… ¿Sería posible establecer una relación? Creo que el estudio de la originalidad en la gráfica, su significado para el Mercado del Arte y la disolución de sus fronteras como definición podrían ser un buen ejemplo de este tipo de relaciones.

Y para terminar otro video de uno de mis artistas favoritos, Tom Waits, esta vez dedicado a la atención de Luisa, que de vez en cuando se toma la molestia de leer este Blog.